Buscar

Embarazo e infancias en el veganismo


El veganismo es una decisión consciente que elimina el uso y consumo de cualquier alimento, objeto, producto o servicio que provenga de la explotación animal. Es claro que esta postura ética va mucho más allá de la alimentación; sin embargo, las motivaciones para dar el gran paso y hacer una transición definitiva pueden variar.


Algunas personas lo hacen por una de las consecuencias positivas que tiene el tomar esta decisión, pues además de salvar la vida de cientos de animales, la alimentación basada en plantas conlleva una notable mejora en la salud y la prevención de enfermedades no transmisibles. Por esta razón, muchas familias no lo piensan dos veces y optan por llevar una alimentación a base de plantas desde el inicio, inculcando esta práctica en sus hogares, enseñando y guiando a sus hijxs en el veganismo durante su crecimiento.


Y la pregunta que muchxs se hacen…


¿Es posible que lxs niñxs se desarrollen apropiadamente con una alimentación vegana?


La respuesta corta es sí. Sin embargo, hay que tener en cuenta ciertos factores importantes.


Una alimentación vegana bien planificada es perfectamente posible en cualquier etapa de la vida y la orientación de especialistas en nutrición es vital para que esta sea viable incluso desde el embarazo. Como con cualquier tipo de alimentación, es primordial entender las necesidades de cada persona para que, con la guía adecuada, se puedan prevenir riesgos o enfermedades.


The Vegan Family Show un canal de YouTube creado por Erika y Mauricio, veganxs desde hace 20 años, padres de mellizos también veganos y fundadores del restaurante de cocina vegetal Caballete & Berenjena, nos muestra un poco cómo es el diario vivir de una familia completamente vegana en Colombia, rompiendo todo tipo de paradigmas y estereotipos. Incluso, en una serie de tres videos, Erika nos comparte la experiencia de su embarazo gemelar, considerado de alto riesgo, para demostrar a las personas escépticas que tanto ella como sus hijos gozan de una salud envidiable.


Agradecemos a esta hermosa familia por educar con su ejemplo y resaltamos algunos sentires que creemos pueden contribuir a que más personas pierdan el miedo a educar infancias libres de explotación animal.


“Hay muchos miedos en cuanto a llevar un embarazo vegano y es entendible porque hay algunos médicos que tienen la mentalidad más abierta que otros. En mi caso, cuando el médico me preguntó cómo era mi forma de alimentarme, le dije que yo era vegana y casi le da un infarto”, relata Erika en su canal.


Hay muchas otras formas de adquirir los nutrientes que necesitamos


No necesitamos reducir nuestras opciones, necesitamos ampliarlas. Es preciso informarnos para no quedarnos en recomendaciones que pueden ir en contra de los principios éticos por los que luchamos y buscar una segunda o hasta tercera opinión profesional, hasta encontrar una persona capacitada y actualizada que nos oriente en la búsqueda de alimentos reales que nutran nuestro organismo adecuadamente.

  • Dejémosle la leche de vaca a los terneros: El calcio lo podemos conseguir a través de plantas como la calabaza, las alcachofas o las acelgas.

  • Olvidémonos de comer animales: La vitamina B12 se puede suplementar con y obtener de alimentos vegetales fortificados.

  • Los peces también sienten: No les hagamos más daño, el omega 3 lo podemos encontrar en la avena, frutos secos, semillas de chía, linaza, entre otros.

¡Comer animales es cruel, innecesario y puede ser peligroso!


Existen muchos riesgos que se pueden presentar durante el embarazo en las personas que consumen productos de origen animal, entre ellos se encuentran:

  • Toxoplasmosis: Enfermedad infecciosa que aparece principalmente en carnes crudas o embutidos.

  • Listeria: También debe evitarse el consumo de quesos blandos o suaves debido a esta infección, que aunque sea poco común de adquirir, puede causar gran daño en el feto.

  • Afectaciones en el sistema inmunológico: La alimentación inadecuada de la madre durante la etapa de la gestación y posterior al nacimiento, puede afectar el sistema inmunológico del bebe. Muchas madres en desconocimiento de los contaminantes presentes en los alimentos que consumen diariamente, como las dioxinas, terminan transmitiéndolas al bebe durante la lactancia.

¿Sabes qué son las dioxinas?


Según la OMS, las dioxinas son un grupo de compuestos contaminantes que pertenecen a un grupo de contaminantes orgánicos persistentes (COP).


Estas se encuentran en el medio ambiente y suelen producirse en subproductos de procesos industriales. En el sector de la alimentación estas toxinas se encuentran específicamente en el tejido adiposo de los animales, esto conlleva a que la exposición a estos compuestos sea elevada por el consumo de productos lácteos y cárnicos, así como mariscos y pescados.


¿Cómo afectan las dioxinas a la salud humana?


Según la revista Virtual Consumer, la exposición prolongada a estos compuestos puede afectar el desarrollo del sistema inmunológico, endocrino y nervioso. Adicionalmente, la ingesta de estos compuestos se pueden asociar a enfermedades cardiovasculares y diabetes.


Además, la ingesta de dioxinas en infantes, incluso en bajas cantidades, puede causar alteraciones en el desarrollo neurológico, inmunotoxicidad, y daños hepáticos.


“Fui súper comprometida y super juiciosa, tenía dos bebés en mi vientre, entonces tenía que demostrarle al médico que sí era posible, pero no inicié una discusión con él cuando recibí esa respuesta o esa opinión que él tenía acerca de la alimentación. Lo que hice fue demostrar con los exámenes, con el tiempo, que yo era una mujer muy sana y saludable, que mi embarazo iba a ser todo un éxito. Cuando estaba en el tercer trimestre del embarazo el médico me veía en perfectas condiciones y ya me echaba flores”, precisó Erika, con la intención de que más madres conozcan su historia y se animen a dejar los miedos de lado.


¿Qué pueden hacer lxs profesionales de la salud para ayudar en estos casos?


Capacitarse, actualizarse y compartir el conocimiento con sus pares, para brindar un acompañamiento de calidad, respetuoso y responsable con aquellas personas que deciden de forma consciente elegir el veganismo.


Si logramos que más médicxs vean los beneficios que puede ofrecer una alimentación vegana y dejen de lado los prejuicios inculcados por la medicina antigua con estudios obsoletos, más personas podrán sentirse seguras de su proceso y transición.


Recuerda


Para cada etapa del crecimiento en bebés y niñxs cambian sus necesidades nutricionales, por lo cual, recomendamos realizar exámenes de control periódicamente. Tener en cuenta los comentarios de tu nutricionista de confianza, que conozca bien tu proceso, puede ayudar en la creación de estrategias alimentarias que complementen bien las fuentes de proteínas y grasas, tanto para ti como para tu bebé.


¡Qué no te dé miedo dar el paso definitivo hacia el veganismo!

26 visualizaciones0 comentarios