top of page
Buscar

Un océano de oportunidades para los animales


El océano es un mundo rico en fauna y flora marina. Un espacio sagrado en el que millones de animales de todas las formas y colores habitan. Un universo de plantas marinas, especies, organismos y criaturas maravillosas.


Pero… ¿Qué significa para nosotrxs esta extensión de mar azul?, ¿Una simple fuente de ingreso, alimentación o destino turístico? Algunxs vemos lo que verdaderamente es: una fuente de vida y hogar para millones de animales.


Los océanos cubren más del 70% de la superficie de la tierra, su importancia y rol es vital para la supervivencia de la fauna y flora del planeta. Son uno de los principales reguladores climáticos en la tierra y proporcionan una amplia parte del oxígeno que respiramos.


Sin embargo, se han visto afectados y contaminados por la presencia humana a lo largo del tiempo en aspectos como:

  • El aumento de emisiones de gases de efecto invernadero responsables en parte del cambio climático y el descongelamiento de los polos.

  • La acidificación marítima a causa de la contaminación industrial. Desde los desechos de fábricas hasta la contaminación dejada por estaciones petroleras y barcos de carga.

  • Plásticos y microplásticos resultado de la basura que dejan los turistas cada año. Calculando casi 13 millones de toneladas de plástico en el océano por año que causan la muerte de más de 100.000 animales marinos.

¿Cómo afecta la presencia humana a la fauna marina?

  • Tortugas mueren por confundir las bolsas plásticas con medusas e ingerirlas.

  • Las aves marinas confunden los colores de los plásticos con alimento y terminan con los estómagos llenos de tapas de botellas, cuerdas y microplásticos.

  • Blanqueamientos y descalcificación de corales por el aumento de temperaturas y la alteración del PH del mar.

  • Focas y leones marinos mueren por desechos como las redes de pesca y correas que caen de los barcos pesqueros.

  • Animales como tiburones, ballenas, delfines y tortugas suelen enredarse en cuerdas dificultando su nado y accidentándose con botes y barcos.

  • Globos, guantes, tapabocas y metales son los mayores elementos encontrados en los estómagos de la fauna marina pequeña, siendo letales ya que es casi imposible que logren digerirlos.

¡No estamos viendo con los ojos abiertos el problema que estamos causando al planeta!


Nuestras acciones a la hora de visitar el océano pueden ser un inicio para promover el cambio desde todas las aproximaciones posibles.


Y teniendo en cuenta que es temporada alta, muchas familias tomarán la decisión de viajar para conocer el gran azul. Elegir conscientemente es muy sencillo y puede salvar una vida a la vez, entonces…


¿Cómo podemos ayudar al cuidado de los océanos en estás vacaciones?


1. Recoge todos tus residuos y alimentos de la playa: El 40% del plástico que se suele encontrar son envases de un solo uso como pitillos (sorbetes) y botellas. Desecha la basura en su lugar correspondiente para no contaminar. Reduce, Reusa y Recicla. De esta forma ayudamos a mantener limpias las fuentes hídricas y evitamos contaminar el océano.


2. Respeta la fauna y flora marina: No toques, arranques, ni te lleves elementos del mar. Estos tienen una función dentro del ecosistema y al tomarlo como tuyo afectas su rol y vida en el océano.


Los animales marinos NO existen para nuestro entretenimiento, debemos entender que nuestro deber moral es respetarlos y sacarlos de su hábitat para el capricho de una foto o participar en espectáculos con ellos no es nada ético. Tampoco debes alimentarlos, aunque te vendan pan para hacerlo, podrías estar participando en la creación de una relación de dependencia al turismo y alterando el desarrollo de sus capacidades y naturaleza.


Un ejemplo de esto es la muerte masiva de mantarrayas en San Andrés por falta de turistas durante el inicio de la pandemia por el COVID-19, al estar acostumbradas a recibir alimento por parte de lxs bañistas fueron incapaces de sobrevivir cuando dejaron de ir.


Podemos admirar de lejos la belleza de los animales, sin necesidad de intervenir en su espacio, sin necesidad de capturarles, explotarles o utilizarles.


3. Elige bien tu protector solar: Los productos que cuidan de nuestra piel pueden estar perjudicando otra. La cantidad elevada de químicos que contienen los bloqueadores solares causan daños irreparables en la fauna marina como la deformación y decoloración en los arrecifes de coral evitando su reproducción.


NOTA: Los principales responsables de la toxicidad de los protectores solares son: Benzofenona, Octocrileno y Octinoxato.


¿Entonces no debemos usar protector solar cuando vayamos al mar?


La solución a este problema no es nada sencilla. Algunos países han tomado decisiones para reducir el impacto ambiental que generan los protectores solares prohibiendo el uso de ciertos químicos en su fabricación y el uso de estos productos en algunas zonas, como sería el caso de Florida, en Estados Unidos, donde se imponen multas a quien no siga esta instrucción.


Te recomendamos siempre revisar los componentes en las etiquetas de tus productos para tomar una decisión responsable. Procura buscar protectores no testeados en animales creados con ingredientes vegetales naturales, evitando los químicos mencionados en la nota importante que te dejamos arriba.


Estas son algunas marcas de renombre que contienen elementos tóxicos y no lo sabías:

  • L’oreal Solar

  • Banana Boat

  • Neutrogena

  • SunDown

  • Nude

  • Cetaphil

  • Eucerin